INICIO Operativa y gestión del comercio exterior
búsqueda avanzada búsqueda avanzada
Gestión aduanera
¿Qué es el M.F.A. en lenguaje textil?
imprimir
 
enviar

Respuesta breve

Se refiere al Acuerdo Multifibras, que otorga a los países un control directo sobre las importaciones de textiles y sus confecciones.

Respuesta detallada

El ACUERDO MULTIFIBRAS (A.M.F) se firmó en el seno del GATT, a finales de 1977, y otorga a los países un control directo sobre las importaciones de textiles y sus confecciones para protegerse de los menores costos de estos productos en otros países. Los objetivos fundamentales son asegurar la expansión del comercio de productos textiles, particularmente en el caso de los países en desarrollo, y conseguir progresivamente la reducción de los obstáculos al comercio y la liberación del comercio mundial de productos textiles. Al mismo tiempo persigue evitar los efectos desorganizadores de los distintos mercados y las distintas ramas de la producción, tanto en los países importadores como en los exportadores.

Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido

1. Aspectos generales

En el marco de un acuerdo multilateral ventajoso y de amplio alcance, en el que todos los participantes contribuyeron a la liberalización del comercio, los Miembros de la OMC convinieron en volver a establecer normas comerciales para las importaciones de textiles y prendas de vestir. Desde 1961, el comercio de estos productos ha estado regido por normas especiales, en su totalidad o en parte.

EL Acuerdo cumple plenamente con los objetivos al establecer un período de transición de diez años, disposiciones para la concentración de la liberalización al final del período, y un mecanismo especial de salvaguardia para encarar los repuntes en las importaciones. Además, el Acuerdo contiene normas más adecuadas para prevenir el fraude y la elusión, así como el acceso a las disposiciones mejoradas para la solución de diferencias de la OMC.

2. Disposiciones de la OMC

El Acuerdo prevé la eliminación gradual, en un período de diez años, de las restricciones cuantitativas a los textiles y prendas de vestir convenidas en el Acuerdo del GATT relativo al Comercio Internacional de los Textiles (Acuerdo Multifibras-MFA), y de otras restricciones a los textiles y prendas de vestir. Para las restricciones en el marco del MFA, el Acuerdo conviene la reducción de los productos que pueden estar sujetos a restricciones y el aumento del volumen de los contingentes durante el período de transición. Como resultado, en un período de diez años, que se escalonará en etapas de tres, cuatro y tres años, respectivamente, los productos abarcados en el Acuerdo pasarán gradualmente a estar sujetos a medidas del GATT.

En esencia, el Acuerdo abarca todos los textiles y prendas de vestir definidos en los capítulos 50 al 63 del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías. Los productos se reintegrarán en el GATT de la manera siguiente:

        El 16 por ciento de los productos importados en 1990 se integrará al comienzo de la primera etapa, es decir el 1 de enero de 1995.

        El 17 por ciento de los productos importados en 1990 se integrará al comienzo de la segunda etapa, es decir el 1 de enero de 1998.

        El 18 por ciento de los productos importados en 1990 se integrará al comienzo de la tercera etapa, es decir el 1 de enero de 2002.

        El 49 por ciento restante de los productos importados en 1990 se integrará al final del décimo año, es decir el 31 de diciembre de 2004.

Los contingentes restantes se aumentarán utilizando factores especiales de crecimiento que se aplicarán a las tasas de crecimiento que fueron establecidas para las restricciones que estaban en vigencia al comienzo del Acuerdo. La tasa de crecimiento se incrementará de la manera siguiente:

        El 16 por ciento el 1 de enero de 1995.

        Un 25 por ciento adicional el 1 de enero de 1998.

        Un 27 por ciento adicional el 1 de enero de 2002.

La combinación de las mayores tasas de crecimiento en los contingentes y la reducción en los productos sujetos a restricciones deberá permitir la transición sin obstáculos de las disposiciones especiales del MFA a las normas fundamentales del GATT.

En vista de lo prolongado del período de transición y de la naturaleza del proceso de liberalización, el Acuerdo incluye un mecanismo especial de salvaguardia que se podrá activar en el caso de que se produzca un aumento general en las importaciones de los productos cubiertos que, según se determine, podrían ocasionar perjuicio grave a la industria. Cuando se concluya que un país proveedor está contribuyendo al perjuicio grave, se le podrán aplicar restricciones especiales de carácter temporal.

El Acuerdo también incluye un mecanismo perfeccionado para evitar la elusión de restricciones bilaterales por medio de actividades fraudulentas de trasbordo o rotulado inexacto.

El avance logrado en el ámbito arancelario se ha acompañado de otras tendencias que apuntan en un sentido contrario, de las cuales la más importante es el incremento de las medidas no arancelarias (MNA) que empezó a tomar fuerza sobre todo a partir de los años ochenta. Desde ese entonces, el uso de dichas medidas se ha constituido en un importante rasgo de funcionamiento del comercio internacional y con ellas se ha acentuado la tensión entre por una parte el multilateralismo y, por la otra, la aplicación unilateral de políticas comerciales.


Enlaces

¿No encuentra s respuesta a tu pregunta? Realiza una consulta a tu asesor
flecha siguiente
Acceso personalizado
Para poder mostrarle información adaptada a su perfil necesitamos que nos facilite los siguientes datos de su empresa:

Código postal